martes, 22 de febrero de 2011

Reaparece la revista Métodos de información

El Colegio Oficial de Bibliotecarios y Documentalistas de la Comunidad Valenciana (COBDCV) ha retomado la publicación de Métodos de información (también conocida como MEI), tanto en edición electrónica como impresa, poniéndola en acceso abierto y con una licencia Creative Commons.

Para los que no conozcáis MEI habría que decir que fue una de las revistas de referencia en España en el ámbito de la biblioteconomía y la documentación. Editada por la Asociación Valenciana de Especialistas en Información (AVEI) desde 1994 a 2002, tras la integración de esta asociación en el COBDCV ha pasado a ser éste el encargado de gestionar la cincuentena de números que quedaron publicados y, ahora, también de editarla en su nueva época.

En este primer número, titulado De la lectura privada a la agitación por la lectura: mujeres, cultura y bibliotecas (1920-1950) nos encontramos, como ya se desprende del título, con un tono fuertemente historicista. De los seis artículos incluidos, cuatro de ellos abordan distintos aspectos del tema propuesto, centrándose por un lado en figuras concretas como son Teresa Andrés Zamora y María Moliner y por otro en el papel que jugaron las bibliotecas en el contexto de la Sección Femenina falangista.

Imagen propiedad del COBDCV

Hay que agradecer el empeño del COBDCV por devolver a la vida a una revista que dejó una profunda huella en muchos profesionales y estudiantes (como fue mi caso). No obstante, a modo de crítica constructiva, y sin entrar en valoraciones de contenido (tengo que reconocer que el tema escogido tampoco me interesa especialmente), sí que me gustaría señalar dos defectos o puntos débiles de este número:
  • La maquetación de la edicion impresa es vulgar, tirando a mala. En cualquier otra revista no pasaría de ser una maquetación pasable, con fallos como el uso de márgenes excesivamente pequeños, y sin mayores atractivos. Pero estamos hablando de una revista que, como ya señalaba Merlo Vega, aunó siempre a sus contenidos un diseño gráfico exquisito, haciendo de algunas de sus ilustraciones y portadas auténticos objetos de colección (todavía recuerdo las ilustraciones en blanco y negro de Miquel Calatayud). Supongo que los limitados fondos del COBDCV harán inviable la contratación de ilustradores (o de un maquetador profesional), pero no deja de ser triste la comparación a nivel gráfico de este número con cualquiera de la anterior época.
  • Erratas y fallos ortográficos. Por lo que llevo leído de la revista no parece haberse realizado una corrección a fondo, pudiéndose ver desde malos usos de los signos de puntuación a errores ortográficos (falta de tildes, por ejemplo) e incluso en algún caso desaparición de líneas de texto completas en el salto de página, quedando de esta forma frases sin sentido. Esperemos que todo sea fruto del proceso de ajuste que todo nuevo proyecto conlleva, y que la calidad en este aspecto mejore en próximas entregas.

En todo caso, sólo queda desear a Métodos de información una larga vida y que sea tan fructífera como en su primera etapa.

3 comentarios:

Alicia dijo...

Muy interesante porque será una fuente a la que tendremos que recurrir para estar actualizados o para escribir más post, entre otras, pero ten cuidado con los derechos de autor al poner la imagen de la portada de la revista...

Sergio Romero dijo...

Je je je... no hay problema, la revista está bajo licencia Creative Commons ;-)

Alicia dijo...

Muy bien, así sí que se fomenta la creación y la distribución de contenidos en la red de forma gratuita